6 elementos que debes de tener en cuenta para un buen titulo para los copis.

Como llamar la atención en los copis

Muchos de nosotros nos volvemos locos buscando y rebuscando ese impactante título, imagen o similar que haga de palanca, o señal para que nuestros clientes hagan clic en esos anuncios de adwords, en nuestro blog, o en esa pieza creativa del banner que tanto nos hemos currado.

¿Pero cómo podemos llamar la atención en nuestros mensajes?

Lo primero y lo más importante antes de nada es saber que estamos persiguiendo, que objetivo buscamos. Pero más importante de cual es el objetivo buscamos, es a quien quiero llegar.

A quien le estoy hablando, porque si no tengo en mente a quién estoy hablando mi mensaje se perderá en el océano de información que recibimos día a día.

Por eso es importante no dejarnos llevar por las presunciones, “yo creo, yo pienso que…”. Todos opinamos sobre una pieza creativa, sobre cual es el mejor título, cual es el mejor copy, guiados por nuestros gustos y preferencias. Todos llevamos el gen de la creatividad publicitaria dentro de nosotros, somos unos creativos publicitarios en potencia.

Quién de vosotros no ha escuchado de un cliente/jefe; “Eso no me gusta, yo lo pondría en rojo”, [no para dar su opinión, sino para que lo pongas SI o SI en ROJO CHILLÓN].

Se presupone que si me gusta a mi, le va a gustar a todo mi cliente objetivo, porque todo mi target al que va dirigido el mensaje piensa como yo.

Debo decir que ese pensamiento unidireccional es totalmente erroneo, las presunciones matan. No podemos presuponer que un mensaje será leído por el mero hecho de ser potencialmente interesante para su destinatario, o en el peor de los casos que el mensaje sea echo sólo y exclusivamente para MI. No, las cosas no son así de fáciles.

Si un mensaje es interesante es posible que sea leido. Pero para despertar el gusanillo del interés por algo que me va a costar horrores, que es leer, antes debe de ser advertido. Por eso todo mensaje publicitario debe de llamar la atención a su publico objetivo. Es la SEÑAL que despertará el interes, el sentirse aludido instantaneamente.

Poniendonos un poco teóricos; “La señal actúa en el plano subliminal. El inconsciente es el encargado de hallar estímulos relevantes porque puede hacerlo mucho más rápido que la mente reflexiva.”

Piensa como actúas cuando lees una página, por ejemplo cuando recorres las páginas de un sitio web de noticias. Echas un muy rápido vistazo a las noticias y contenidos que aparecen y la decisión de detenerte en leer algo o hacer clic para ampliar la noticia sólo te ha llevado unos segundos. Es por lo tanto una decisión totalmente inconsciente. Es la parte inconsciente la parte más rápida de encontrar esa SEÑAL que realmente nos interesa.

¿QUE ELEMENTOS DEBEN DE SER LOS QUE NOS DEN LA SEÑAL?

Evidentemente serán 2, el titular y la imagen. Ellos tienen el poder de atracción, ellos solos son capaces de transmitir un mensaje completo, ellos solos son capaces de hacernos una idea de que me voy a encontrar si sigo leyendo. Y si no fuera así, me sentiría frustrado y dejaría de leer.

Pero para sentir que ese mensaje es para mi debo de tener unos detonantes que me digan “eso es para TI”.

  1. PERSONALIZAR
  2. PERTENENCIA
  3. NOMBRAR AL TARGET
  4. EXPRESAR INTERES
  5. EXPRESAR EL PROBLEMA
  6. LENGUAJE DEL TARGET
  7. PERSONALIZAR

Si nos llaman por nuestro nombre cuando hablamos con alguien sabemos que nos conoce, que le importamos porque nos recuerda. Es la llamada más relevante y potente que se puede hacer. Cuando oímos nuestro nombre, prestamos atención. Así de sencillo.

PERTENENCIA

Si nos gusta el futbol y somos seguidores de un equipo de futbol, por ejemplo el Sevilla, y vemos en nuestro buzón un mensaje del Sevilla. Seguramente lo tiraremos a la papelera. Pues casi seguro que lo abrimos y leeremos atentamente todo su contenido, pues reconocemos al emisor y además tenemos un nexo social con él.

NOMBRAR AL TARGET

Tan sencillo y tan difícil como si estamos vendiendo escobas para brujas en Hallowen decir claramente en el titular. Escobas para BRUJAS. Siempre no es tan fácil nombrar a nuestro objetivo, pero esa dificultad puede revelar un planteamiento erróneo de fondo (una oferta tan genérica que por intentar valer para todos no conseguirá atraer a nadie, una táctica comercial centrada en el producto/servicio y no en el consumidor/usuario).

EXPRESAR INTERES

El interés como cualquier palanca motivadora viene dado por algún tipo de motivación, por lo tanto si a nuestro objetivo tienen una intención abierta de comprar escobas para Hallowen prestará atención a ese tipo de mensajes, es más verá anuncios, escobas y brujas volando por todas partes.

No os ha pasado que cuando queremos comprar un coche, nos hacemos expertos en coches y el que nos gusta se lo vemos a muchos amigos, conocidos..etc. Antes para nuestra mente no era necesaria esa información, pero ahora que nuestra mente tiene interés por ese coche pasa de un segundo lugar a tener toda la importancia del mundo. Por eso las campañas de búsqueda en google y remerketing funcionan tan bien. Son los propios usuarios los que muestran interés y por lo tanto son proactivos a ver la publicidad e interactuar con ella.

EXPRESAR EL PROBLEMA

El problema como cualquier palanca motivadora viene dado por algún tipo de necesidad, por lo tanto si a nuestro objetivo no le expresamos claramente en la SEÑAL la solución a su necesidad nuestro mensaje pasará al olvido.

Tomando el ejemplo de las escobas para brujas. Si le decimos que son escobas voladoras y nuestro Target necesita de esas escobas voladoras le llamará la atención.

LENGUAJE DEL TARGET

Si nuestro cliente son Brujas, sabiendo ellas tienen un código de lenguaje particular y conociendo ese lenguaje. Si le hablamos con su lenguaje ellas prestarán mucha más atención. Pero este tipo de SEÑALES debe de tomarse con mucho cuidado y saber que hay que ser realistas a la hora de juzgar cuán homogéneo es el grupo y cuán definido es el código. Pues podemos llegar a errores.

“Los valores que tienen más probabilidades de producir eco son los de las subculturas relevantes a las que pertenece el público objetivo (tendemos a pertenecer a más de una subcultura). Tienen más probabilidades de ser galvanizadores e influyentes que los propios de la cultura como un todo”. John y Nicholas O’Shaughnessy, en Persuasion in advertising (2004)

AL FACEBOOK SE VIENE EN CHÁNDAL

a facebook se viene en chandal

Desde que apareció Facebook para empresas hemos estado intentando sacarle beneficio a esta red social. ¿Pero es eso posible?

Es el título que le puso Antonio Ortega @antonio_ortegam  en la conferencia “MKOpen Sevilla 2017”.

¿Por qué ese título?, ¿Por qué este señor con una dilatada carrera y gran profesional de las Redes Sociales se propuso ese título? Pues porque no es un sitio serio, no es un sitio donde vamos a hacer negocio, donde debemos vestirnos con traje de corbata y nuestras mejores galas para estar. Sino todo lo contrario, en chanclas, con el vestido de guatiné y los rulos puestos.

Es una red social para pasar el tiempo, es el telecinco de las redes sociales, es la cultura popular por excelencia, es el marujeo máximo…etc.

Facebook, desde sus inicios allá por el siglo pasado, el lejísimos año de 2007, nada más y nada menos que 17 años…increible, ya nadie se acuerda de ese año vetusto año. Pues si en aquel lejísimos año de 2007 Facebook se creó como todos saben por una sencilla razón ver que chica o chico de una universidad podría ser más popular, tener mas me gustas, osea, era simplemente para ligar.

Se creó con un simple motivo, conseguir LIKES. Luego evolucionó a conseguir seguidores, y posibilidad de tener comentarios…etc. Pero no voy a hacer aquí un libro de la historia de Facebook, pero en resumidas cuentas se creó para fomentar el ego personal, hacer crecer tu ego y qué nivel de popularidad eres capaz de conseguir.

Esa es su razón de ser y todas las evoluciones que ha sufrido el Facebook van en ese sentido. Porque no es más que eso, puro Ego, donde estoy comiendo, que he echo, con quien he estado, como me veo delante de un espejo…puro ego. Por eso compró Instagram en 2012, era lo que le faltaba a Facebook para convertirse en lo que es hoy en día “La red Social” como la película que se hizo sobre la vida y obra del señor Mark Zuckerberg.

Por eso todos los intentos de Marketplace de Facebook han fracasado. Porque nadie va a comprar en chándal, pero, siempre hay un pero, ahora si se puede comprar en Facebook. Si, ha creado un plagio en toda regla de Wallapop, compras y ventas de CTC “consumer to consumer”.

Facebook ha visto el tirón que tienen los grupos ya creados de ventas entre usuarios, que ni un eurito pasa por las ávidas manos de nuestro amigo Mark, pues eso se va a acabar. Plagiando la idea del Español Miguel Vicente ya que usa el mismo método y la base es el mismo algoritmo de proximidad con los usuarios, pero con un hándicap a su favor y es que la cantidad de usuarios que tiene Facebook en sus bases de datos es enorme, increíble. Esto sumado al poder de conocimiento de sus usuarios la hacen ser mil veces más poderosa que Wallapop.

Pero no nos vayamos por las ramas sobre qué pasará con Wallapop y el Marketplace de Facebook. Retomemos porque en Facebook se viene en chándal.

Como hemos dicho, ninguna forma de Marketplace ha funcionado todo lo bien que deseaba Mark, por lo que la idea fracasaba y se olvidava. Facebook solo puede conseguir notoriedad de marca, estar siempre presente en la mente del consumidor y Facebook lo consigue como ningún medio es capad de hacer ya sea OFF como ON. Ni siquiera el todo poderoso Google con su AdWords. Pues la publicidad que se muestra en Facebook no es tomada por los usuarios como tal, oséa no la perciben como publicidad, sino como un contenido más en su timeline.

Los consumidores se muestran más receptivos a la publicidad en el momento en el que estos están compartiendo contenidos en las redes sociales. Esta es la principal conclusión a la que ha llegado el último estudio elaborado por RadiumOne, plataforma de compra en asociación con el doctor Peter Steidl, especialista en estrategia de marca.

Los seres humanos nos encontramos impulsados por la dopamina, un transmisor natural que hace que nos sintamos bien. La ciencia ya ha demostrado que la dopamina que libera en nuestro organismo el cerebro es mucho más fuerte cuando estamos esperando algo positivo. Es por esto que el estudio relaciona esa sensación con la que experimentamos cuando compartimos o comentamos algo en las redes sociales.

“Compartir en los medios sociales proporciona la misma liberación de dopamina que la que obtenemos con experiencias como el sexo, la comida o el deporte”, explica el informe. Basado en los comportamientos y hábitos de los australianos, el estudio señala que, una vez que estos han compartido un contenido, necesitan rápidamente la necesidad de experimentar de nuevo esa sensación. Y es precisamente entre estos dos lapsos de tiempo cuando el usuario está más receptivo a la publicidad.

Si los anunciantes son capaces de lanzar un mensaje que se encuentre alineado con el contenido que acabamos de compartir, estos usuarios serán más receptivos que los que no han realizado dicha tarea.

Por lo tanto no toman a la publicidad como tal, sino como contenido de un igual. ¿Pensáis que el mejor medio de promoción de un producto son las Redes Sociales?